RSS

ARISTOTELES Y LA RELIGION

02 Sep

Preparado en la escuela de platón y después de muchos años de militar en la misma terminó enfrentando algunos conceptos de este sobre la forma de ver la vida y entender la misma, en especial en lo que tiene que ver con el sentimiento religioso y la teoría de las ideas.

Sin embargo, su legado ha sido considerado ultramodernista, si se tiene en cuenta que renovó el concepto de las ideas, que le valió el regreso a Atenas donde formó su propia academia. Sin embargo, esta nueva forma de pensar, cambió el sentir filosófico de la época, máxime si se tiene en cuenta que paseaba filosofando con sus alumnos (peripatético), pues siendo lo más importante “Eudemo o Sobre el Alma” en donde replantea la teoría de las ideas y la inmortalidad del alma en contraposición a los preceptos platónicos y de otros pensadores; la aparición de la interpretación de la ética como elemento congruente del hombre lo llevó a escribir la Etica a Nicómaco en donde modifica elementos estructurales como el cielo, la corrupción y la política.

Ahora bien, encontrándose la tierra en geocentrismo, todo gira en torno a la tierra y su perfección e incorruptibilidad, ya que esta se mueve por un impulso mecánico (primer motor), siendo este una iniciación de la concepción de Dios, en donde hay una comunicación perfecta con el movimiento. Esto para indicar, que siendo la tierra geocéntrica también lo es Dios para el hombre, por lo que ese sentir religioso es inherente en el hombre en virtud de su propia inteligencia, aquella que lo lleva a entender los fenómenos y explicarlos de manera científica y no científica. Es decir, el hombre viene en búsqueda de un ser inteligente por encima del mundo.

El alma para Aristóteles es divina, y por lo tanto todo deviene de la experiencia, del movimiento y de la causa que permita explicar el fenómeno; pues al trascender lo físico se convierte en actualidad eterna, inmóvil y separada de lo sensible, como decía el estagirita “su actividad es como la más perfecta que nosotros somos capaces de vivir por un breve intervalo de tiempo”, sin embargo, el hombre es el único ser que piensa en su propia religión pues esta no se contempla desde el exterior sino del interior, para con ella buscar su propia felicidad.

 

Se contempla entonces, si la religión del hombre hace parte del pensamiento ético de Aristóteles, y es a partir de la crítica del bien en donde se procede a entender esta. Es ese concepto de lo divino y de lo perfecto, que hace que el hombre se pregunte si en efecto existe Dios o no, o si este es solo una configuración sicológica del hombre, en términos de concepción metafísica muchas veces criticada por este pensador, sin embargo, es ese Dios el que determina la vida excelente que tiene el ser humano, pues es esa relación entre la prudencia y la sabiduría la que distingue al individuo para determinar como ya se dijo la convivencia en una sociedad feliz.

 

About Diego Mario Zuluaga O.

Lic. Filosofía y Letras. USTA Esp. Universitaria Epistemología y Gnoseología. U. León Barcelona Esp. Planeación, Desarrollo y Administración de la Investigación. UMB
Leave a comment

Posted by on septiembre 2, 2017 in PENSAMIENTO LATINO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *