ARTICULO LA POBREZA: ESPACIO SOCIAL O ESTRATEGIA DE PRODUCCION

La problemática general de la pobreza comienza  con la distribución del capital y la producción y reproducción del mismo. Sin embargo todo depende de las situaciones de pobreza como fenómeno social, en virtud a la participación de los agentes sociales implicados, y a los mecanismos conscientes que se desarrollan en el espacio social en donde se vive. Pobreza

 

Para entender lo anterior, hay que verificar las condiciones de lo planteado, identificando los fenómenos de desigualdad que llevan a la producción y reproducción de la pobreza; esta no se produce de manera independiente, hay redes sociales encargadas de manejar los momentos y espacios para que ello suceda, nótese como al hablar de aldea global vemos que este fenómeno no es solo latino sino que abarca otra gran cantidad de países en donde las políticas para desarraigar esta no han sido viable, esa construcción de sociedad en igualdad de condiciones se convierte en un sofisma de distracción en donde los recursos, los símbolos y los objetivos son diferentes.

 

Las estrategias adoptadas para erradicar este mal en el siglo XXI no han dado sus frutos, siguen coexistiendo los pobres y los no-pobres, en un círculo vicioso  en donde la estructura social sigue siendo la misma, y en el que las perspectivas de investigación  involucran unos enfoques de análisis relacional. Buscando los orígenes de esa construcción de redes desiguales en donde la pluridimensionalidad de economías, culturas e historia social nada han aportado a esa consecuencia incorporada por la producción y su reproducción. El capital social aunado al esfuerzo económico no han permitido ubicar a los agentes e instituciones dentro de ese espacio social, en el que el ser humano se convierte en el objeto social, antes por el contrario el volumen y la estructura de capital no ha sido incorporado como debiera a la circulación de los diferentes tipos de bienes a los cuales se tendría acceso.

 

La frecuencia e intensidad con que el individuo se ve reflejado dentro de ese fenómeno de pobreza, indican la imposibilidad de acceso a lo material y no-material, marchas estratégicas que no han compaginado con la necesidad tanto individual como social y familiar, llevando a que la construcción teórica de sociedad atente contra sus propios derechos fundamentales, en especial a la subsistencia y seguridad; el tratamiento a la información no han sido abordadas de acuerdo a las posibilidades concretas del análisis riguroso  del quehacer investigativo, sin que exista unos postulados conceptuales acerca de su origen y su erradicación.

Las clases sociales han sido postuladas a través de los tiempos, esos espacios divergentes que han hecho separación entre iguales, y en donde la distinción ha afectado esa función social que debe estar inmersa en los apéndices de la humanidad y sus trabajadores, en los niveles de ingresos y estratificación perjudicando el patrimonio del hogar sin ponderaciones de ningún tipo, sin posibilidad de identificar en algunos casos a cuál sociedad pertenecemos, si a la de los pobres – pobres o la de los ricos – ricos, estos últimos con índices de poder pero nada de felicidad; visualizar entonces las redes intrincadas de la construcción de espacios en donde se tomen ese conjunto de variables que permitan al hombre subsistir con tranquilidad, sin afujías económicas y en donde las estrategias de producción permitan la distribución de bienes entre quienes no lo tienen, harán de la sociedad un sitio distinto en donde el ser humano  vislumbre posibilidades de vida y el sistema le reintegre su esfuerzo por compartir esa existencia con la sociedad y el Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.