DIOS SER O NO SER

“Cree Ud. en Dios?

Creo en el Dios de Spinoza” (Einstein)

No pretendo meterme en camisa de once varas, sin embargo, la situación actual nos lleva a preguntarnos acerca de nuestra espiritualidad, reforzada por nuestra existencia de un Dios o para otros de una fuerza universal o el nombre al que a ello se le dé.  Lo que, si es cierto, es que en este momento actual de la sociedad muchos han reforzado o negado dicha realidad.

Lea más

NO ES UNA LECCION DE MORAL

“Así como el individuo reza para seguir pecando, la sociedad se indigna para seguir en las mismas” (Mauricio García). El individuo es indiferente frente a lo que hacen los demás y en efecto ello está sucediendo no solo en Colombia sino a nivel mundial; nada nos duele hasta que no nos toca, basta ver la actitud de migrantes e inmigrantes, en espera frente a las embajadas o zonas fronterizas, centros hospitalarios. Lea más

HABLANDO DE PENSAMIENTO CRITICO

Las preocupaciones actuales han limitado la forma como el ser humano ha dejado de pensar. Las discusiones se centran en situaciones anodinas, que muchas veces nos han hecho equivocar el camino, pues importan más las redes sociales, la farándula, actores y actrices, la vida de los personajes célebres olvidando por un lado la situación del país y por el otro la integridad del individuo. Lea más

¿POR QUÉ LA MUERTE DUELE TANTO?

“El que no ama ya está muerto” (Schpoenhauer)

El ser humano es producto de sus vivencias y de cómo las interioriza. De ahí que “la vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada” en palabras de Soren Kierkegaard, padre del existencialismo actual, pues el hombre tiene esa dualidad vivir para morir, pero hay personajes que dejan demasiada huella para ser olvidados. Lea más

DIRECTOR O GESTOR DE FELICIDAD II

En artículo anterior se tocó este mismo tema, concluyendo que es al ser humano a quien corresponde decidir en qué consiste su felicidad o mejor qué lo hace feliz, sin embargo, la dinámica empresarial ha determinado que no solamente depende del hombre su felicidad, sino también su entorno laboral, pues pasamos más tiempo en nuestros sitios de trabajo que en nuestras propias casas.  Lea más